miércoles , noviembre 22 2017
Home / Actualidad / La adicción lo tenía destrozado. Cuando le ofrecieron estas clases no esperaba que lo cambiaran todo
adicción

La adicción lo tenía destrozado. Cuando le ofrecieron estas clases no esperaba que lo cambiaran todo

Terence Teven, de 55 años, fue adicto a la heroína durante 20 años de su vida, aunque en su mente le parecen que fueran muchos más: el daño provocado en su cuerpo y en su mente lo hacían sentir “totalmente destrozado”. Había perdido su fortaleza y su dignidad, su salud estaba en una condición deplorable y, quizá lo peor, ya no confiaba en sí mismo.

Garry F McHarg

Según lo que cuenta el medio británico Mirror, Terence fue capaz de finalmente vencer su adicción y someterse a un tratamiento en Narcotics Anonymous, un centro de rehabilitación.

Tomó 18 meses y gran parte de esta decisión, del éxito de su recuperación, tuvo que ver con su decisión de comenzar a hacer yoga.

Terence comentó que todo había comenzado con la sugerencia de su instructora de yoga, Lou Prendergast, quien le recomendó apuntarse a una casa de Brikram yoga, también conocido como el yoga que se hace a altas temperaturas. Lou es instructora de este estilo extremo de yoga y según ella el calor lo ayudaría de la misma forma que había ayudado a muchas otras personas a recuperarse de enfermedades terminales.

“Nunca hubiese considerado hacer yoga, pero la verdad es que hubiese probado lo que fuese para hacer de mi rehabilitación algo más sencillo. Estoy muy feliz de haberlo hecho”.

Garry F McHarg

En ese momento Terence llevaba un par de meses sin consumir y la depresión se estaba instalando en su vida, durante algunos meses llegó incluso a vivir en la calle pues la adicción le había quitado absolutamente todo.

“La heroína había destruido mi vida. Estaba completamente destruido. Con suerte podías caminar, comía muy poco y mi autoestima estaba por el suelo. Me sentía avergonzado”.

Pero comenzar a practicar yoga cambió todo del cielo a la tierra de una forma muy inesperada:

“La primera vez que fui a clases no conseguía levantar la mirada, ni siquiera podía hacer contacto visual con los demás. De pronto me di cuenta de que estaba parado, derecho, por primera vez en años. Me devolvió la confianza. Quiero que la gente sepa que es posible recuperarse del abuso prolongado de drogas y que el yoga ayuda mucho en eso. Ha hecho mucho por mí”.

Garry F McHarg

En la actualidad, Terence es un alumno frecuente del estudio de Lou, quien lo entiende mejor que nadie porque ella también encontró un lugar de sanción en el yoga Bikram después de que le diagnosticaran lupus.

Definitivamente esta maestra de yoga era lo mejor que le pudo haber pasado a él:

“Para mí, enseñar yoga no se trata de lo que puedas hacer con tus brazos y tus piernas, se trata de lo que tienes en tu corazón”.

Y en el corazón de este hombre claramente se encontraba anclado de forma muy profunda el deseo de recuperarse y volver a tomar el control de su vida.

“El cambio que vi en él fue increíble. Solía ser una persona cerrada, no dejaba entrar a nadie y de pronto sus ojos comenzaron a abrirse, su piel mejoró, su postura también y su personalidad volvió a él”.

Para muchos el yoga es sólo un deporte, para otros es un momento en el que vuelven a reconectarse con su interior pero para Terence fue aquello que logró salvar su vida.

Si no fuera por el yoga, esta historia podría ser completamente diferente.

Checa también

Malcolm Young

Una pérdida más para el mundo del Rock: Murió Malcolm Young, el guitarrista de AC/DC

A los 64 años nos deja otro grande del rock.  Malcolm Young, guitarrista de AC/DC, sufría de demencia y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*