miércoles , noviembre 22 2017
Home / Actualidad / Añejar vino en el fondo del mar, la nueva moda en Francia
moda

Añejar vino en el fondo del mar, la nueva moda en Francia

Hace dos años, una asociación de productores de vino francesa arrojó 120 botellas de vino tinto, blanco y rosado en un lugar desconocido en el Mar Mediterráneo, como parte de un experimento para ver si el añejado en el lecho marino rinde mejores resultados que el tradicional en bodega.

Los miembros de la asociación de enólogos “Les vins de Bandol” dijeron que fueron inspirados para organizar este experimento de añejado marino por el descubrimiento de ánforas que se habían hundido en el fondo del mar hace cientos, incluso miles de años atrás. Pero lo que realmente les intrigó fue el descubrimiento de botellas de vino de décadas de antigüedad intactas que se habían perdido en el mar durante la 2ª Guerra Mundial, cuyo contenido tenía un gusto exquisito, de acuerdo con los expertos. En teoría, el fondo del mar, a 40 metros bajo el agua, parece un gran lugar para añejar el vino, pero se necesita una prueba de que este entorno único mejora el sabor del vino, por lo que en el verano de 2015, arrojaron 120 botellas de sus vinos más finos en el mar Mediterráneo con planes de recuperarlos un año después, para una prueba de sabor.

“Todos los tipos de vino pueden ser sumergidos, con efectos muy positivos a largo plazo”, dijo Philippe Faur-Brac, un experto en vinos que ganó el título de mejor sommelier del mundo en 1992. El hombre citó un experimento similar de hace 20 años, donde las botellas de vino blanco de Noirmoutier, en una isla de la costa atlántica de Francia, se conservaron en un campo de ostras por unos pocos meses, y desarrollaron una excepcional complejidad de sabor.

Faur-Brac afirma que el fondo del mar tiene todas las condiciones adecuadas para la conservación del vino. Muy poca luz alcanza los 40 metros bajo el agua, no hay aire, la temperatura es relativamente fresca y, sobre todo, constante durante todo el año.

Para poner en marcha su experimento, los productores de “Les vins de Bandol” se asociaron con la Escuela Nacional de Buzos de Francia, para asegurar que su preciosa carga se manejara adecuadamente durante el proceso de inmersión. Las botellas se sumergieron en un recipiente en forma de panal y luego se colocaron en un gran cofre para conservación a largo plazo. La ubicación exacta del vino no ha sido revelada, por temor a los “piratas” curiosos con gusto por el buen vino. Al mismo tiempo, 120 botellas de los mismos vinos se colocaron en una bodega en tierra, para que actúe como muestra de control.

El otoño pasado, las muestras de los vinos sumergidas se ofrecieron a un comité de expertos en vino, para una evaluación inicial del proceso de añejamiento bajo el agua. La maestra sommelier Gisèle Marguin informó que el vino que le tocó probar se sentía bien en la boca, tenía buen cuerpo, con notas de frutas negras e incluso chocolate, pero señaló que los aromas secundarios aún no se habían desarrollado plenamente. La experta llegó a la conclusión de que el vino necesita más tiempo para alcanzar su pleno potencial.

La asociación de productores de vino Bandol aparentemente no es la única experimentando con el envejecimiento del vino bajo el agua. Varias otras bodegas en toda Francia están llevando a cabo sus propios experimentos, pero hasta ahora los resultados son confidenciales.

Según Philippe Faur-Brac, muchos productores de vino están hablando de los beneficios del envejecimiento bajo el agua, y ahora incluso los fabricantes de bebidas alcohólicas quieren probarlo con ron y coñac. Sin embargo, las posibilidades de conseguir en tus manos una botella de vino añejada en el fondo del mar Mediterráneo o del Océano Atlántico son muy escasas, ya que estos productos no están todavía a la venta.

Cuando estos vinos estén disponibles comercialmente, los costos adicionales de los bodegueros, debido a que trabajan con buzos profesionales, y los riesgos asociados con la preservación bajo el agua, los destina a ser muy escasos, y sobre todo muy caros.

Checa también

Malcolm Young

Una pérdida más para el mundo del Rock: Murió Malcolm Young, el guitarrista de AC/DC

A los 64 años nos deja otro grande del rock.  Malcolm Young, guitarrista de AC/DC, sufría de demencia y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*